2 may. 2016

Ignorancia, salvamización y peloteo definen El Debate de Supervivientes

Llegué a sentir vergüenza al escuchar algunos de los comentarios que se pronunciaban anoche desde la grada de colaboradores. Creo muy necesario un urgente cambio de aires en el elenco de personajes que las ocupan para opinar sin conocimiento de causa sobre los acontecimientos más relevantes del reality. Por otro lado, vergüenza también siento al apreciar el constante peloteo enmascarado en una igualdad de trato que recibe Mila Ximénez. Y, directamente, siento ganas de apagar la televisión cuando me tratan de colar unos contenidos que nada tienen que ver con el reality que yo pongo en televisión.

Para empezar, me gustaría destacar que me pareció vergonzoso, tanto por parte de los colaboradores como por parte de la propia organización, la poca empatía que se demostró ante la delicada situación en la que se encontraba Suso tras ingerir un medicamento para la malaria que le produjo una gastritis. Y, bajo mi punto de vista, lo más acertado hubiese sido unas disculpas por parte de la organización hacia el concursante, y no al contrario, pero parece que la organización siempre debe ser venerada por su labor intachable e incuestionable.

Estoy absolutamente de acuerdo en que, quizás, algunos de los comentarios que realizaron los concursantes fueron desproporcionados y que no alentaban en la tranquilidad de Suso que se encontraba fatal y podrían ponerlo peor, pero lo más seguro es que cualquiera en su situación hubiese actuado de la misma forma, al verse desamparado en un lugar sin recursos y solicitar ayuda médica sin recibirla.

Continuamente, en el vídeo que se emitió sobre el malestar de Suso, aparecía el siguiente faldón: “El inspector de playa había puesto en marcha el protocolo para problemas médicos menores”. Para empezar, considero que el inspector de playa no es nadie para valorar si los problemas médicos son menores o mayores, simplemente debe cuestionarse que hay un problema médico, ya que las causas de los vómitos se desconocen hasta que el concursante no reciba una exploración y un diagnóstico, por lo que el inspector de playa no debe activar un “protocolo menor” sino que debe exigir que se persone de inmediato un médico en la isla. Para continuar, los concursantes aseguraban estar participando en el reality con la previa advertencia de que si sucedía cualquier cosa, en cinco minutos, tendrían un médico con ellos, pero comprobaron que no era así y es normal que entrasen en una crisis de pánico. Para seguir, Carla es médico, reconoció los síntomas y consideró que un médico debía actuar, por lo que yo no pongo en duda su profesionalidad. Patético me parece cómo Laura Matamoros recriminaba ayer en El Debate que si esta chica es médico por qué no hizo nada… ¿quizás porque se encuentra en una isla desierta sin los recursos necesarios para actuar ante el problema que se le está presentando? Increíble tener que escuchar este tipo de cosas, de vergüenza… Y para terminar con este tema, quiero decir que si yo estoy en mi casa y me sienta mal un medicamento, puedo llamar a un médico o dirigirme a urgencias por decisión propia, y nadie más que yo puede entrar en valoraciones sin el mal es mayor o menor, hasta que no me atienda un médico, por ello, si Suso y sus compañeros solicitaban la presencia de un médico, me parece una falta de atención tremenda que lo dejasen toda la noche sin respuestas y el doctor no se personase en “Laguna Cacao” hasta la mañana siguiente para dar una explicación.

Y seguimos para bingo, porque si no teníamos suficiente con este caso, más tarde se presentó el de Antonio Tejado que ha tenido que ser evacuado, nuevamente, del concurso por un problema de ciática. No entiendo cómo se consintió a los colaboradores, esos mismos que sacaban la cara para defender lo protegido que se encontraba Suso sin recibir la atención médica que requería, que cuestionasen la realidad de la dolencia que estaba presentando Antonio, acusándolo en bloque de estar haciendo teatro para pasar una semana de reposo en el hospital y recargar sus energías. No se puede permitir que unos ignorantes de la medicina, como también lo soy yo porque no tengo estudios médicos, puedan entrar en valorar qué hay de cierto en una dolencia probada y afirmada por un doctor que decide tomar determinadas medidas para el cuidado de su paciente. Y también debo decir, que no se debería consentir que Antonio Tejado permaneciese en competición estando enfermo y que no entiendo, que teniendo esta dolencia, haya pasado el exhaustivo control médico al que se someten todos los concursantes antes de viajar a Honduras, y haya sido autorizado para concursar.

Se dedicaron bastantes minutos del debate para poner en tela de juicio la profesionalidad del doctor, dejándola por los suelos con determinados comentarios, después de haberlo defendido, pero a la hora de hablar de la mayor actuación de la edición, la de Mila Ximénez, tan sólo habló Nagore en su contra con la inmediata réplica de su hermano en plató, sentado en primera fila, estando el resto de familiares relegados al final de la segunda y otros teniendo que conformarse con entrar por teléfono, y sin más debate al respecto. ¿Acaso Mila es intocable?

Desde luego, Mila sí que parece intocable porque la tienen entre algodones, tratándola con el cuidado de que no pueda enfadarse, de que no le sienten mal las cosas y dándole todo tipo de ánimos para evitar que finalmente tome la decisión de abandonar voluntariamente el reality, cuando es lo mejor que podría hacer ante el nefasto y sobreactuado concurso que nos está presentando. Casi que prefiero que a Mila le den una inmunidad permanente, un menú diario y constantes conexiones con el exterior abiertamente, en vez de tener que aguantar este peloteo sin límite, inexistente para otros, y tratar de hacernos ver que ella es una más. Ayer mismo, sin ir más lejos, Yola y Miriam en su conexión con Sandra Barneda quisieron enviar un beso a sus familiares y saber si se encontraban en plató y se las cortó en seco aludiendo a las normas del programa, sin embargo, por ver a Mila con mal humor, se le administró todo tipo de información y ánimos sin que ella requiriese nada. Y así constantemente.

Y para colmo, por supuesto, un gran bloque de El Debate estuvo dedicado a la familia Pantoja. Por supuesto, Dulce está concursando, pero como una más. Supongo que Carla Barber también hablará de su vida, pero no se debaten los entresijos de la vida privada de la familia Barber, porque no nos interesan. Yo entiendo que los vídeos de Dulce hablando de los Pantoja puede producir cierto interés público porque ellos han expuesto su vida, por lo tanto, entiendo que esos vídeos se emitan, y entiendo que se debata en plató la conversación y el cómo eso pueda afectar a su concurso, pero lo que no veo normal es que se abra un debate paralelo al reality, introduciendo personajes que no están concursando sobre la familia Pantoja, teniendo que llegar a entrar Isa por teléfono a dar explicaciones. Ese debate paralelo corresponde a otro espacio de la cadena, a “Sálvame”, y si me interesa conocerlo pues veré éste otro programa, pero no es normal cómo cada vez de forma más descarada se nutren los contenidos de un programa a otro, restándole valor e importancia al contenido esencial del propio reality, la supervivencia y la convivencia. Casi dos semanas de reality llevamos ya, y yo no los he visto hacer grandes excursiones en busca de comida, pocas veces los he visto pescar o preocuparse por tener un refugio, entre otras tantas cosas que implica la vida en los cayos, lo cual no quiere decir que no lo hagan, aunque claro, también hay que decir que este año están rodeados de lujos. Y, en estas dos semanas, está siendo más protagonista Agustín Pantoja y todo el clan que Jorge, Carla, Suso, Paco, Miriam, Steisy, Mª Carmen, Mario, Dioni… vamos, casi todos los concursantes, que están siendo relegados a un segundo o tercer plano. Algo inadmisible.

Y para acabar, sólo quiero decir que si me trago un programa de cuatro horas me merezco un respeto como espectador, por lo que solicito ver los contenidos más recientes y completos. Sin embargo, tengo que aguantar cómo repiten imágenes ya emitidas en El Debate anterior y cómo ahora deciden que las novedades se ceban para que veamos otras emisiones, incluso con programas que nada tienen que ver con Supervivientes, diciendo descaradamente que unos vídeos de Suso se verán en MYHYV. ¿PERDONA? En todo caso que se repitan allí, pero emitirlos en otro programa en exclusiva me parece absolutamente fuera de lugar.

1 comentario: