11 abr. 2016

La victoria de Carlos premiaría el concurso y la de Laura el circo exterior

Últimos días para votar por Laura Matamoros o Carlos Lozano como merecedores del maletín de la cuarta edición de GH VIP. Para mí ambos han sido piezas que han definido la edición, para bien o para mal, y es justo y normal que se estén disputando el puesto de ganador. Los bandos están muy segregados y, aunque mi ganador hubiese sido Alejandro Nieto, de posicionarme en este caso lo haría con Carlos Lozano.

Carlos y Laura son la cara y la cruz de la edición, aunque ninguno de los dos sea ejemplo de buena convivencia, ni falta que hace. Digo esto porque ayer en El Debate se argumentaba respecto a los méritos en este sentido. Después de 16 años, los colaboradores deberían ir aprendiendo a que Gran Hermano es un reality que se desarrolla en una convivencia, SE DESARROLLA, lo cual no implica que el espectador premie la buena convivencia como una destreza a tener en cuenta. De ser así, los concursantes que solemos etiquetar de “muebles” serían los que debiesen merecer el maletín, ya que son perfiles que suelen no tener problemas con nadie y su concurso se resume en lo bien que han hecho las tareas domésticas, y a eso no se va a Gran Hermano. Por lo que hay que tener muy claro que, precisamente, por saber convivir no están Laura y Carlos en la final, de hecho, ni estando los dos solos son ejemplo de buena convivencia ni compañerismo.

Dicho esto, la diferencia entre el juego de Carlos y el de Laura es abismal. Carlos ha sido el más CONCURSANTE, en mayúsculas, porque ha sido el mayor jugador de la edición, el que mejor ha entendido el sentido del reality y el que más en contacto se ha encontrado con el espectador para meternos dentro de la casa, siendo precavido de mostrarnos las partes más convenientes para su beneficio. Sin embargo, Laura ha sido la más PERSONAJE de la edición, en mayúsculas también, porque su faceta de concursante pocas veces la ha sacado a relucir y los vídeos de su convivencia han brillado por su ausencia, ofreciendo un contenido que no busco ver al poner Gran Hermano, que es cómo una persona explota sus dramas personales y familiares. Lo que esto ha conducido a que pasemos de verla como una absoluta desconocida, ya que entró valiéndose de un apellido pero de VIP tiene bien poco, a ser un personaje reclamado en el mundo del corazón. Es simple, Carlos ha jugado a GH VIP, movilizando el juego de dentro, y Laura ha jugado a SÁLVAME, movilizando el espectáculo de fuera.

Carlos por momentos me ha fascinado y en otras ocasiones, como he contado a lo largo de la edición, me ha decepcionado, porque como espectador he notado que trataba de ocultarme parte de la realidad que estaba viviendo y que en su estrategia aparecía hacerme creer un juego de corazón que no he sentido ver, pero en todos los sentidos me ha producido reacciones y he de agradecerle por  insuflar aire a una edición que ha tenido etapas muy pobres.
No desprecio el concurso de Laura porque sí ha sido una mujer muy visceral, hemos vistos sus impulsos y he visto realidad en ella. Creo que se ha visto atrapada por la casa, como les sucede a muchos concursantes, y ha hecho y dicho en cada momento lo que ha sentido. El problema está en que ha vivido con la cabeza fuera, ofreciéndome unos cuentos que no me interesan conocer. Todos los concursantes tienen dramas y problemas personales que no deben explotar dentro de un reality, porque no es el lugar para hacerlo. Y utilizo con mucha intención la palabra explotar porque es lo que he sentido que ha hecho Laura Matamoros. Evidentemente, tú te encierras en una casa con gente, a la que poco a poco vas conociendo y te vas abriendo, y compartes con ellos pasajes de tu vida pero, lo que no es normal, es la saña con la que Laura, desde el primer día, ha narrado situaciones con un sabor muy sucio a venganza, por lo que superaba lo anecdótico de las conversaciones.

En este caso, si damos el maletín a un concursante que se pueda definir como tal, ese es Carlos Lozano. Laura Matamoros ha ganado, con grandes méritos, una entrevista en El Deluxe, un polígrafo, una silla en Sálvame Diario y todo lo que se precie, porque ese es el concurso que nos ha vendido, su vida, y el espacio es “Sálvame”, lugar ideal para su quedada de fans, más que en La Puerta del Sol.

1 comentario:

  1. CARLOS GANADOR , El Mas Grande Concursante de Todos los Tiempos en GH,muy Generoso y con la Verdad por Delante sin vender penas ni circos, GANAR CARLOS 27450 o 905 81 05 01

    ResponderEliminar