1 abr. 2016

Expertos de la demagogia y el egocentrismo visitan la casa de GH VIP

Una gala muy entretenida la de anoche, primero anunciada como una rueda de prensa para después ser presentada como un debate de expertos analistas de Gran Hermano, periodistas, que visitaban la casa para poder preguntar lo que quisiesen a los finalistas que continúan en competición. Aunque algunos de ellos demostraron ser grandes expertos, pero no del formato, sino de la demagogia y el egocentrismo. No todos, pues algunos hicieron preguntas francamente interesantes y esperadas por el espectador.

Antes que nada os quiero dar las GRACIAS, en mayúsculas, a todos los que me habéis escrito por redes sociales pidiéndome que asistiese a la gala, enviando esta manifestación a los perfiles oficiales del programa y sus responsables, y demostrando vuestro descontento al no verme por allí. El tema no tiene mucha vuelta de hoja, no me invitaron a ir, a pesar de que, como muchos me señalasteis por Twitter, se dijo que tendrían espacio los medios y expertos que quisiesen, pero no pasa nada, supongo que cambiarían las cosas y tuvieron que hacer una selección o no me considerarán experto… quién sabe. Yo sólo os puedo decir que estoy muy, muy contento con tantísimos mensajes que he recibido porque cada vez me demostráis más que estáis al otro lado y eso es impagable. Y ahora, continúo a lo mío, como también me habéis pedido, que aunque no asistiese comentase el programa de ayer con el mismo énfasis de siempre y, por supuesto, nunca me planteé el dejar de hacerlo.

También quiero decir que, aunque en un principio no me convencía el tema de enviar preguntas al HT #LaCasaResponde, porque expresarte en 140 caracteres para formular una pregunta y el no tener posibilidad de réplica o aclaración de la pregunta no me convencía mucho pero, finalmente, como varios de vosotros me lo pedisteis, envié algunas preguntas, al menos para que pudieseis comprobar qué dudas me surgían a mí que se quedaron sin resolver. Podéis leerlas yendo a mi Twitter (@HablamosdeTv).

Para empezar (aunque ya hace un rato que empecé) quiero enviar un gran aplauso a los responsables que hayan tomado la decisión de donar íntegramente la cantidad de dinero que se ha recaudado con los votos para convertir a Alejandro Nieto en ganador de GH VIP, ya que su abandono fue por razones que se escapan del concurso, y así se podrá ayudar a niños que, desgraciadamente, padecen la misma enfermedad que su hijo. La decisión fue brillante. Mi enhorabuena y agradecimiento para el equipo.

Y ahora ya, por fin, voy a entrar en materia a analizar el comportamiento que vi en las personas que visitaron la casa, bajo la etiqueta de “expertos de Gran Hermano”. Para empezar, me gustaría decir que más que en calidad de “expertos” me dio la impresión de que asistieron en calidad de fans de Carlos Lozano. Evidentemente, si ellos son espectadores del programa, habrán simpatizado más con unos concursantes que con otros, pero no asistían representándose a sí mismos sino a un medio de comunicación y considero que debían haber realizado de forma equitativa las preguntas, y no alabar a unos y apalear a otros. Todos son concursantes y finalistas, se encuentran en la misma posición y todos tenían que dar una serie de explicaciones que no se les solicitaron de la misma forma. Un fan puede decirle a su ídolo que es el mejor pero un periodista, en representación de un medio como experto del programa, debería solicitar al concursante todo tipo de explicaciones para que el espectador reciba la información que requiere de la forma más completa posible. Todos tienen flecos sueltos en su concurso y muchos temas que valorar.

Concretamente a Carlos Lozano, uno de los concursantes más polémicos y protagónicos de la edición, le preguntaron que si volvería a ser portada de una revista (aprovechando para publicitar al medio que representaba dicho “experto”), con quién se hubiese liado en el caso de no tener novia y, hasta en tres ocasiones en la misma ronda de preguntas, le sacaron el tema del cepillo de dientes, un tema más que trillado. No entiendo cómo no tuvieron la capacidad para improvisar y realizar preguntas distintas a la que se notaba que llevaban preparada desde casa, olvidando que el trabajo que hacían no era individual sino grupal y preocupándose tan sólo en dar su speech como lo tenían planeado.

También pude darme cuenta de este egocentrismo cuando algunos de los “expertos” transformaban su pregunta en un discurso demagógico para arrancar un aplauso fácil del público, favorecer a uno de los candidatos e inducir la respuesta. Es decir, hay quien no preguntó ni pidió explicaciones sino que directamente utilizaba su momento para vilipendiar a unos y engrandecer a otros sin opción a una respuesta, o al menos a una respuesta objetiva. Aunque al menos esto era más interesante que ver cómo otro de los “expertos” utilizaba su tiempo para saludar a su madre, emulando la mala costumbre que tienen los concursantes, pero al menos en ellos es comprensible…

No todo son críticas, porque algunos sí hicieron preguntas muy oportunas y, por ejemplo, aplaudí la intervención de la chica que representaba a “Cazamariposas” porque fue la primera en realizar una pregunta que tuviese algo que ver con el concurso y en pedir una explicación procedente a uno de los finalistas. También vi muy oportuno y coherente, como siempre aunque a veces pueda no estar de acuerdo con él, a Ion Aramendi. Sin embargo, otra de las “expertas”, la cual no recuerdo a qué medio representaba, preguntaba a Dani Santos que si estaba contento con la impresión que estaba dando fuera… claro, cuando no se sabe qué preguntar ese supongo que es el recurso fácil, el problema está en que el chico se encuentra aislado y desconoce qué imagen está dando en el exterior. Eso es de primero de reality. Ay… ¡¡ni siquiera saber formular una pregunta, cuando cada uno de ellos tenía para una entrevista!!

Otra de las intervenciones que me dejó alucinando fue la del chico que preguntó a Laura Campos, con bastante ironía, por los calzoncillos que llevaba consigo… y después tiene el valor de colgarse el cartelito de “experto en Gran Hermano”. Un experto en este reality y seguidor de todas las ediciones, sabe perfectamente que los calzoncillos rojos que Laura siempre lleva consigo son de su sobrino y que los tuvo durante toda la edición de GH 12, a modo de amuleto. Pero claro, el desconocimiento le llevó a tratar de hacer una gracia que le salió mal. No sé… llamadme loco, pero qué mínimo que documentarte un poco sobre lo que vas a hablar.

Algunas de las preguntas que realizó Sandra Barneda en nombre de las redes sociales me parecieron mucho más significativas, necesarias e impactantes que las que pudieron plantear los allí presentes. Incluso, una chica que interrumpió uno de los discursos estuvo más oportuna en sus argumentos.

Para acabar quiero dar un dato. Laura Campos poseía el record como la concursante que más días consecutivos había estado Gran Hermano, 144 días, y ahora también ha conseguido el título de la concursante que más días, en total, ha estado dentro de la casa, lleva 165 y sumando. Hasta ahora, el título de concursante con más días de encierro, en total, lo tenían empatado a 164 días Ainhoa Pareja y Saray Pereira.

Ah, y una reflexión que quiero dejar en el aire y que la recoja quien quiera. Durante la entrevista de Dani, el presentador señaló que en la edición pasada se amonestó a los concursantes por acosar a Olvido Hormigos, por menos de lo que se había hecho este año con Carlos Lozano… entonces, ¿por qué esta edición no se amonesta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario