10 feb. 2016

Makamoros VIP, un nuevo formato de televisión

La casa de GH VIP se convertirá, a partir del próximo jueves, en un balneario que recibirá a tres famosos que convivirán unos días junto a los concursantes, para estar a cuerpo de rey. Dos de los tres ya han sido confirmados, Kiko Matamoros y Víctor Sandoval.

Algunos de vosotros ya me habéis escrito por Twitter, bromeando, sobre la posibilidad de que me esté tirando de los pelos al ver cómo continúan con la destrucción del formato, ya que sabéis la lucha que llevo durante las últimas semanas rogando que se recupere Gran Hermano.

Ya he asumido que lo que se está emitiendo no es Gran Hermano, y difícilmente podríamos llamarlo GH VIP aunque ese sea el nombre del programa, por lo que creo que estamos observando el nacimiento de un nuevo reality, que bien podríamos llamar “Balneario VIP” como se denominará a la prueba semanal.

La edición está siendo tan lamentable y aburrida que se ha tenido que recurrir a introducir en la casa a otros rostros conocidos con la esperanza de activar una convivencia, prácticamente, muerta y sumarle un morbo que no tiene.

Hablo de balneario no sólo por la prueba semanal, sino porque los propios concursantes parecen que han entrado al programa a vivir unas vacaciones, a no pringarse en el juego ni en la convivencia y a llenar sus bolsillos salvando semanas dentro del concurso. Así que, no nos queda otra que intentar disfrutar de este nuevo formato que nos entretendrá un rato, pero que ni nos engancha ni nos hace vivir la emoción de Gran Hermano.

Por otro lado, una vez más han jugado con las palabras como les ha convenido. Quiero recordar que Jordi González, al anunciar la entrada de famosos a la casa, resaltó que no habían sido concursantes. Pues bien, de momento llevan pleno porque Kiko Matamoros fue concursante de GH VIP 2 y Víctor Sandoval lo fue de la tercera edición. Claro, ahora lo que querrían decir es que no habían concursado este año, pero bueno, eso no fue lo que se dijo.

Sinceramente, cada vez estoy menos al día de lo que está sucediendo en el programa, tanto por temas personales como por el poco interés que me despierta conectar con la casa en directo. Estoy siguiendo galas y debates, y a veces con cierto esfuerzo. Me cansa muchísimo ver cómo el programa se centra en fomentar el contenido “Sálvame” olvidando la propia convivencia, y veo que la cosa continuará en este línea.

Kiko Matamoros se encontrará dentro de la casa con su hija Laura y con el hijo Makoke, Javier Tudela. Por lo que si no os convence el nombre de “Balneario VIP”, también podemos ponerle “Makamoros VIP”, ya que el desarrollo del programa se centra en la vida de esta familia que nada me interesa. Ya sólo faltaría que la tercera persona que entrase en el balneario fuesen Makoke o Diego…

El jueves tened claro que la expulsión está entre Charlotte y Alejandro, por supuesto Javi no puede salir de la monotemática trama a la que se están agarrando, todo gira en torno a Laura y Javier y el resto de concursantes decoran la convivencia y ejercen casi un papel de extras, más que de personajes secundarios. Claro, hay que seguir retroalimentando esta maquinaria de exposición que traiga como consecuencia el dinero, al recorrerse todo tipo de platós de televisión, revistas, bolos… cada cual que haga lo que quiera, a mí me da igual, por eso también hago lo que quiero y digo lo que pienso al respecto.

Sí, por supuesto que me apena ver el daño que se le está haciendo a un formato por el que durante años me he desvivido, pero no pasa nada, desearé volver a disfrutar de él en GH 17, y si sigue sin ser posible, le daré las gracias por tantos momentos que nos dio y será la hora dejarlo atrás, porque lo que tengo claro es que no voy a seguir un programa que no me gusta, no tendría sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario