28 dic. 2015

Despido Gran Hermano 16 con mal sabor de boca, emoción y agradecimiento

Con El Debate de cierre de la edición se ponía un punto y final a una de las ediciones de Gran Hermano que más errores ha cometido. Lo digo claramente, aunque no me parece bien despedirme así este año de este programa que tanto me fascina pero me parece justo hacerlo para producir el aprendizaje a futuro que tantos días llevo reivindicando.

Por mi parte son muchas las gracias que tengo que dar, ya que un año más he podido disfrutar de las emociones que se viven dentro de la casa más mágica de la tele, pero sobre todo le doy las gracias a esos valientes que, como decía el otro día, nos hacen disfrutar porque nos permiten vivir mirando su generosa intimidad, dentro del contexto de este concurso. Por ello, decidí hacer este vídeo con el que le doy las GRACIAS a cada uno de sus protagonistas, pues lo merecen:

Ahora bien, a la organización también le doy las gracias por el trabajo realizado y por ofrecernos una edición más de Gran Hermano, pero creo que las cosas se podrían haber hecho mucho mejor. Por supuesto es una valoración personal como amante de este programa, no quiero ofender el trabajo de nadie, pero creo que se han cometido muchos errores que a lo largo de la edición no se han tratado de remendar y que suplico que se cuestionen de cara a un futuro para tratar de ofrecer al público lo que demanda, Gran Hermano en estado puro, con su esencia. En alguna ocasión, sobre todo en las últimas ediciones, me he podido quejar por aspectos que no me han gustado, por ejemplo, en GH 12 el casting fue muy pobre, ya que apenas siete concursantes de veintidós llevaban el peso del programa y muchos de los participantes habían tenido contacto previo con los medios; en GH 14 sucedió algo parecido porque las historias giraron en torno a ocho personas de veintiséis, además, me quejé porque entraba demasiada información dentro de la casa, ingenuo de mí que no sabía lo que estaba por llegar, además de parecerme falto de originalidad el que tratasen de emular la mecánica de la edición anterior; Pero siempre, en la edición siguiente a la que se cometían los errores vi intención de cambios y aprendizaje, y espero que vuelva a ser así en GH 17 porque la edición que ayer puso su punto y final ha reunido un gran número de novedades innecesarias que siento que atentan contra los cimientos básicos del programa, contra su esencia, y que prácticamente se ha creado un nuevo formato donde muchos de los concursantes actuaban adiestrados por los feedback que iba recibiendo varias veces en semana del exterior.

Pronto haré un vídeo comentando los errores que pienso que se han cometido en GH 16, los cuales provocan esta amarga despedida. Si os interesa estad atentos a mi canal de YouTube los próximos días. Ahora pasaré a comentar un poco lo que me pareció El Debate Final, en el cual tampoco entendí parte del enfoque y me entristece esta turbia despedida.

Me hubiese gustado vivir un debate de recuerdos, de resolución de cuentas pendientes, de emociones, de risas y de llantos y de evaluación final. Vi un debate bastante bochornoso, de ataques innecesarios, incómodo de seguir y entender por los gritos de plató… Me da bastante angustia ver cómo muchas veces matan por un minuto de pantalla. Os reconozco que me fascinaría colaborar en El Debate para compartir mi opinión del concurso por el medio oficial, además, algo que esto debería permitir sería el discutir, no pelear, y rebatir opiniones para que se noten los contrastes y llegue una visión completa al espectador, pero, sinceramente, otras veces pienso que la comodidad que te da sentarte a escribir lo que sientes o hacer un vídeo con todo el tiempo que desees no te lo da cinco segundos de pantalla. Entiendo que los colaboradores deben sentir mucha impotencia al tratar de exponer en pocos segundos una explicación con muchos matices, por lo que para ser directos acaban gritando, siendo vulgares, ofendiendo a los concursantes e incomodando al espectador. No incluyo a todos, ni colaboradores ni espectadores, ya que hay colaboradores con un grado de análisis muy inteligente y respetuoso, y espectadores a los que les apasionaría ver una lucha de barro encarnizada, pero sí es la tendencia que últimamente observo y que a mí, personalmente, no me gusta.

También quiero decir que no me gusta la falta de atención que se le da, en muchas ocasiones, al propio concurso y a las vivencias que han tenido los participantes dentro. Pienso que este año se les ha escuchado muy poco, a algunos expulsados directamente se les ha ignorado, y se ha fomentado el morbo externo al reality. Ayer llegó un punto que sólo me faltaba ver a Emma García en el lugar de Jordi González y a algún colaborador gritando: “¡CONFIDENCIA!”. Sinceramente me pareció ridículo ver la insistencia por descubrir la identidad de la persona a la que pertenece la llave de Aritz, que llegados a este punto no me importa absolutamente nada, o las insinuaciones que indicaban que Ricky y Carolina podrían haber tenido un rollo fuera de la casa, algo que se desmintió. Me parece totalmente innecesario.

Surrealista también me pareció el trato a los tres finalistas. Por un lado teníamos a una Niedziela ignorada, cuando ha sido un pilar del concurso, sobre todo en su recta final. Por otro lado, demasiada atención se le dio a un Aritz que se negaba, nuevamente, a dar las explicaciones necesarias sobre su paso por el concurso. Yo lo hubiese invitado a abandonar el plató si no quería hablar, ya que todo concursante de Gran Hermano tiene la obligación con el espectador de explicar su paso por el programa, simplemente por respeto. Además, pienso que se focalizó el concurso de Aritz en su relación con Han y en la maldita llave, cuando es justo decir que sus tramas han ido más allá de esto, aunque haya sido parte fundamental, pero ha habido mucho más que se quedó sin analizar por la obsesión de sacarle el nombre de la persona especial, el cual no nos interesa a gran parte de los espectadores. Y finalmente, lo único que se le pudo criticar a Sofía fue su pasividad… parece mentira que no la hayamos visto durante 101 con el mismo comportamiento, guste o no el público ha decidido entregarle a ella el maletín, también por su pasividad.

Ahora sí despido una edición de la que vuelvo a pedir aprendizaje a futuro y vuelvo a dar las gracias por tanto en tan poco tiempo. Al fin y al cabo todo lo que es Gran Hermano me gusta y no puedo decir que esta edición no me haya gustado, pero tendría muchos puntos en los que mejorar.

De Gran Hermano 16 me quedaré con un bonito recuerdo, como de todas las ediciones, pero a pesar de todo, el de este año será mucho más especial y me apetece compartir unos párrafos con vosotros contando lo que GH 16 deja en mi corazón, porque también hay mucho bueno y quiero decirlo.

Probablemente ha sido una de las ediciones en las que más me he implicado. Cuando se abrió el casting me embarqué en una nueva aventura, lanzándome a hablar de tú a tú con vosotros en YouTube, charlando con una cámara para compartir con mi forma de vivir el concurso. Empecé a hacerlo dándoos consejos en esa etapa que tantos vivís con tantos nervios e ilusión. Os agradezco muchísimo a todos los que os habéis puesto en contacto conmigo por privado para contarme el cuánto os puedo ayudar con los vídeos, el ánimo que os transmite y las ganas que os dan de seguir luchando por cumplir vuestros sueños. Jamás pude imaginar que un vídeo mío pudiese ayudar tanto a tanta gente y me da una satisfacción enorme saber que es así. Las gracias os las doy yo a vosotros, nunca me cansaré, por estar al otro lado acompañándome en esta afición que tanto disfruto compartiendo.

Otra gran satisfacción que me llevo es el haber podido entrevistar a los concursantes de esta edición, y agradezco a Telegenia el trato que siempre han tenido porque sin ellos no os hubiese podido traer estas entrevistas. Espero que muy pronto, poco a poco, sigan pasando por aquí muchos de los concursantes que aún no han pasado. Sois muchísimos los fans de concursantes que me escribís pidiéndome entrevistas a vuestros favoritos. Tiempo al tiempo y espero que pronto puedan estar por aquí todos los que deseen compartir con nosotros su experiencia en el programa.

Un sueño cumplido que me llevo de Gran Hermano 16 fue poder vivir una Gala y un Debate desde plató. Quizás para muchos sea insignificante o no puedan entender el por qué me produjo tanta ilusión poder vivir esto en primera persona pero el grado de implicación que yo tengo con este programa es máximo y poder sentirlo desde esa perspectiva fue brutal. Si pinchas aquí puedes leer mi experiencia en la gala, pero si donde pinchas es aquí podrás leer cómo lo viví todo en El Debate. Fue una experiencia fantástica que me permitió sentirme mucho más cerca de los concursantes y entender mejor el funcionamiento del programa. A todos los que os guste Gran Hermano es algo que os recomiendo vivir si podéis. Por esta parte se lo tengo que agradecer a Prensa de Mediaset por la invitación.

Y para acabar voy a dirigirme a un concursante, Quique. Con él sentí un vértigo que nunca había sentido, al estar viendo un día el #GHDirecto y escuché cómo habló de mí dentro de la casa, muy bien, también lo hizo de un grande, “El Gato Encerrado”, con el jamás me atrevería a compararme porque admiro muchísimo su forma de analizar este concurso y lo sigo desde hace años. Quizás en el momento que lo escuché mencionarme, ya que él seguía mi blog y los vídeos antes de entrar en la casa, sentí la realidad que hay detrás de la pantalla de mi ordenador, os sentí a vosotros, porque al fin y al cabo yo puedo ver cifras, la de la cantidad de gente que me ve o me lee, puedo ver mensajes, puedo ver usuarios… pero no os pongo cara, y al fin y al cabo todos sois personas, y a través de Quique pude, en cierta forma, desvirtualizar lo que a mí me llega. Que él me conociese y me nombrase dentro de la casa me impactó mucho, y hablo de vértigo porque, en alguna medida, sentí la repercusión, cada vez mayor, que va teniendo esta brujería que un día decidí empezar casi por aburrimiento y con muchas ganas de compartir con el mundo mi visión de los realities, y que parece que a unos poquitos de vosotros os gusta conocer.

Pero doy un pasito más para ya despedirme, y lo hago porque me consta que Quique lo ha contado, ya que los Twitteros sois muy chivatos, y me hace mucha gracia que lo seáis, ya que me escribís por Twitter (@HablamosdeTv) cuando él menciona algo de mí en sus TC, entonces, aunque apenas he podido ver esas conexiones que él ha hecho pero sí me mantenéis al tanto de lo que dice, por lo que es como si lo hubiese visto. De hecho, aluciné al ver que varios de vosotros me escribisteis, cuando os conté que fui a plató, preguntándome si había podido conocerlo porque él había dicho que le hacía mucha ilusión verme. No entendía que os causase esto tanto interés, pero bueno… Prácticamente nunca comparto con vosotros cosas de mi vida porque no creo que corresponda hacerlo, ya que aquí estamos todos para hablar de tele y no de mí, pero visto el interés que ponéis, y ya que estoy tan emocional hoy, contando qué me llevo de GH 16, os puedo decir que me alegro mucho de haber descubierto en Quique a la persona que hay detrás del concursante. Es sorprendente las vueltas que a veces da la vida, pues él me seguía antes de entrar en la casa y yo admiré mucho que tratase de acercarnos al GH más inteligente. Ambos tenemos devoción por Gran Hermano y esta afición en común, y, ahora, me alegro mucho de que a su salida de la casa contactase conmigo y ese contacto se haya mantenido, así que también puedo decir que de Gran Hermano 16 me llevo un amigo. ¿Qué más se puede pedir?

GRACIAS A TODOS POR ESTAR AHÍ, POR SENTIR GRAN HERMANO Y POR QUERER COMPARTIRLO CONMIGO. TODOS JUNTOS, HABLAMOS DE TELE.

1 comentario: